¿Cómo conservar en perfecto estado el aceite de oliva en verano?

Como distribuidores de alimentación en Valencia conocemos la importancia de conservar el aceite de oliva en perfecto estado para que siempre mantenga su olor y sabor intacto, especialmente durante los meses de más calor. ¿Sabes cómo hacerlo?

Trucos para conservar el aceite de oliva en verano

Para proteger el aceite de oliva de las altas temperaturas, lo mejor es guardarlo en un lugar oscuro y fresco. Hay que recordar que el calor puede llegar a alterar los compuestos antioxidantes, lo que implica una pérdida de propiedades. Por eso, el mejor lugar para guardarlo es en una despensa donde no existan demasiadas variaciones de temperatura. Un exceso de frío tampoco es recomendable, puesto que el aceite se podría volver más denso y estropearse igualmente.

Además de impedir el calor hay que evitar que le dé la luz del sol y asegurarse de que en todo momento está bien tapado. No en vano, los olores y la humedad son otros de los enemigos que hay que combatir en verano. Sin olvidar que si no se encuentra bien cerrado puede contaminarse por los olores de otros alimentos y ver alterado su sabor. Es muy importante recordar que cuando el aceite no se va a usar más, lo mejor es deshacerse de él y para ello lo mejor es meterlo en una botella y llevarlo a un punto limpio. Incluso se le puede dar una segunda vida haciendo un jabón natural, pero jamás se debe tirar por el fregadero, pues obstruiría las cañerías y contaminaría el medioambiente.